¿Sabes cómo piensan las personas altamente productivas en su trabajo?

Todos conocemos personas que tienen éxito empresarial y muchas veces me pregunto por qué lo tienen. La respuesta a esa pregunta puede tener muchísimos factores y casi todos son válidos y ciertos. El éxito es fruto de múltiples circunstancias, pero hay una característica que es la más importante en el mundo de la empresa que es la productividad.

Si miras y observas tu entorno laboral verás que las personas de éxito no tienen todo bajo control, pero parecen gestionar su tiempo y controlar su vida laboral de forma equilibrada. Eliminan y combaten de su actividad diaria la procrastinación.

Sin una mentalidad productiva no puedes tener éxito. Siendo consciente de ésto, si consideras que tienes que mejorar, deberás realizar algunos cambios en la manera de pensar y actuar. La suerte no entra dentro de estos parámetros para realizar el cambio.

Llegado a este punto, pienso que las 5 características más importantes que definen a las personas altamente productivas y que te harán llegar al éxito son:

  1. Control: Para tener controlada tu vida necesitas controlar tu tiempo, tus actos. Gestionarlos de manera efectiva te permitirá organizar mejor tu vida. Este control es tanto interno como externo. Si dominas el interno, obtendrás los resultados esperados fruto de tus habilidades, capacidades y esfuerzos.
  2. Entender: Hay que entender las técnicas y la lógica de tus actos, tus propósitos. Si quieres cambiar lo visible (resultados), tendrás que cambiar tu actitud (lo no visible). Para tener la mentalidad correcta necesitas mirar el problema de dentro hacia fuera y no al revés.
  3. Responsabilidad: Sin esta característica no podrás mejorar. El responsable de tus actos eres exclusivamente tú. Debes asumirlas, tener el control de tu vida y de tus acciones. Eliminar el orgullo será imprescindible. Culpar a los demás te abocará al fracaso.
  4. Hábitos: Somos animales de costumbres. Saber lo que deseas y tener capacidades para conseguirlo te permitirá crear un hábito y potenciarlo para obtener buenos resultados.
  5. Aceptación: Conoce tus puntos fuertes pero también tus débiles. Explota la parte buena y trabaja la mala para mejorarla. No pretendas cambiar. Intenta mejorar aquello que te permita ser más productivo.

Acepta quién eres, ponte metas acorde con tu personalidad, capacidades, intereses, puntos fuertes y propósitos. Nunca llegarás a ser productivo si basas tus acciones en circunstancias, defectos, estados de ánimo o antojos.

Analogía Comunicación Digital

Terrassa, 10 de octubre de 2019

Artículos Recientes

Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.