Formar empleados para la Transformación Digital

La Transformación Digital no es posible sin la formación e implicación de cada uno de los integrantes de la empresa. Los inicios siempre se tienen que realizar desde  a dentro con una re-definición de la situación empresarial en todos sus ámbitos.  También es necesario que la adaptación se realice de una forma paulatina para ajustar todos los cambios que la tecnología digital permite en la mejora de la gestión empresarial.

Estos cambios internos deben seguir unas pautas. Os indicamos algunas de ellas:

  1. Análisis de la situación: Conocer en profundidad en qué momento estamos y de dónde partimos. Posicionamiento de la competencia y conocimiento del sector. La transformación digital debe realizarse en todos los departamentos de la empresa, para así conocer con exactitud el funcionamiento de la organización y su relación con los clientes, proveedores y la sociedad en general. Una vez analizada la situación en su conjunto, podremos valorar los beneficios que puedan aportar los avances tecnológicos.
  2. Definir un plan de trabajo a corto, medio y largo plazo. Se deben  plasmar las acciones a realizar, el calendario y los objetivos a conseguir.
  3. Dar a conocer y expandir la puesta en marcha de la Transformación Digital a toda la organización con información, formación, participación e intercambio de experiencias.
  4. Establecer como prioridad la Transformación Digital a todo el equipo directivo, dedicando tiempo, recursos y fomentando la cultura común y colectiva.
  5. La formación debe propiciar un liderazgo digital y servir para actualizar conocimientos, nuevas competencias y familiarización con los nuevos conceptos y terminologías. Hay que hacer frente a la resistencia al cambio por parte de los integrantes de la empresa y debe solucionarse con la creación de líderes que sean capaces de generar un efecto espejo al resto de la organización.
  6. La formación no será solo teórica, tiene que estar basada en la aplicación práctica de los avances tecnológicos y debe ser específica para cada puesto de trabajo.
  7. Implementar alianzas de inicio con los propios trabajadores, acordando el propio plan de transformación digital para que puedan mentalizarse de los cambios que necesitan realizar. También se debe fomentar el intercambio de experiencias con otras empresas que sirvan para la consolidación de la transformación digital.
  8. Compartir experiencias entre los trabajadores y los diferentes departamentos, donde la información fluya con normalidad y cualquier aprendizaje individual se convierta en un intercambio de conocimiento hacia el resto de los compañeros. Debe ser parte de la cultura de la empresa el fomento de la realización de seminarios, charlas o  convenciones.
  9. Desarrollar la capacidad de anticipación. Crear grupos de alto rendimiento que sean capaces de detectar nuevas oportunidades y establecer estrategias para la implementación de nuevos modelos de negocio. Esto generará  en el futuro el valor añadido que las empresas necesitan para su crecimiento.
  10. Conocer en todo momento el alcance de la transformación digital para cada puesto de trabajo así como premiar la participación. La dirección debe acompañar, motivar e incentivar la transformación de los empleados cuando los objetivos se vayan cumpliendo y la Transformación Digital sea una realidad altamente productiva.

En Analogía Comunicación te podemos ayudar a poner en marcha la Transformación Digital de tu empresa. Ponte en contacto con nosotros rellenando en nuestra web el cuestionario o llamándonos al teléfono 620958724  donde te atenderemos personalmente.

Analogía Comunicación Digital

Terrassa, 7 de noviembre de 2018

Artículos Recientes

Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.